Los líderes de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, anunciaron hoy que en una reunión con funcionarios del Gobierno y empresarios acordaron el pago de un bono de fin de año por 5 mil pesos, a abonar en dos cuotas en noviembre y enero.

Los sindicalistas realizaron el anuncio esta tarde luego de reunirse con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y señalaron también que, ante casos de despidos hasta marzo de 2019, las empresas notificarán previamente a la secretaría de Trabajo para que ésta articule un espacio de negociación con los sindicatos y, así, encontrar un modo de evitar que se hagan efectivas las cesantías.

La “mesa chica” de la CGT reclamó al Gobierno nacional la publicación de un decreto presidencial que garantice el pago de un bono de fin de año por parte de los empresarios privados y el Estado nacional.

El pedido se planteó en una reunión tripartita entre sindicalistas, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y un grupo de empresarios referentes de la UIA y la Cámara de la Construcción. “El último acuerdo no lo cumplieron, queremos un decreto”, sintetizó Héctor Daer, anfitrión del cónclave en la sede de Sanidad. El encuentro pasó a cuerto intermadio hasta el próximo jueves.

“Hay empresas que lo fueron prorrateando a lo largo del semestre y muchos (trabajadores) lo tienen pago. Y hay otros compañeros que no”, recalcó Daer sobre algunos sectores que recibieron compensaciones, tras firmar paritarias por debajo de la inflación oficial. El temor de los gremios es que muchas empresas resuelvan no pagar el bono y se amparen en la asfixia impositiva a la son sometidas por parte del Poder Ejecutivo.