A partir de este lunes comienza la fase final del plan de «desregionalización» del aeropuerto porteño, que busca evitar su saturación por los vuelos a países limítrofes.

Desde este lunes solamente vuelos de cabotaje y con destino a Uruguay saldrán del Aeroparque Jorge Newbery, lo que implica la mudanza de cientos de vuelos internacionales al aeropuerto de Ezeiza.

De acuerdo a la resolución 476-E / 2017 publicada en el Boletín Oficial, a partir del primero de abril, todos los vuelos internacionales, a excepción de los servicios hacia y desde Uruguay, se deberán hacer desde la estación aérea bonaerense.

El proceso se inició en mayo del año pasado cuando el 50 por ciento de los vuelos internacionales que operaban desde el Aeroparque Jorge Newbery, fueron trasladados a Ezeiza, completándose ahora la medida dispuesta por el gobierno nacional con el resto de los vuelos.

La medida busca «descomprimir» Aeroparque y darle una mayor capacidad operativa para albergar las nuevas aerolíneas low cost.

En tanto, Aerolíneas Argentinas trasladará a partir de mañana desde Aeroparque a Ezeiza 38 frecuencias diarias, como parte del proceso de desregionalización de la estación aérea metropolitana.

Desde Aerolíneas indicaron que con el traslado la empresa fortalecerá sus operaciones internacionales, al potenciar las conexiones entre ciudades del interior y países vecinos con destinos transatlánticos.

Los destinos que se trasladarán a Ezeiza y que hoy se operan desde Aeroparque son 9.

Con estas operaciones, Aerolíneas sumará 56 vuelos promedio diarios desde el aeropuerto Ministro Pistarini.