La iniciativa tiene su debut en el barrio de Palermo y el objetivo es expandirse por otras zonas de la Capital Federal hasta incluso llegar a la provincia de Buenos Aires.

La idea del transporte privado y legal –Sara Lt- ya comenzó a funcionar en Capital Federal con un alto nivel de aceptación por parte de las conductoras y usuarias.

El 14% de las mujeres asegura haber sido acosada por choferes de taxi o remís. Analía Kelly, referente de Mumalá Buenos Aires consideró que “el proceso de transformación se debe profundizar en “cómo las desigualdades de género llevan a que la situación de estar en un habitáculo cerrado durante un determinado tiempo construye una relación violenta”.

Por el momento, son 100 autos particulares conducidos por choferes mujeres, que ya están en la calles. Para solicitar el servicio de transporte hay que descargar la aplicación, ingresar el lugar de destino y así solicitar el viaje. El pago puede realizarse con tarjeta de crédito a través de la plataforma. No se acepta efectivo.

La seguridad es un tema que preocupa a las usuarias y el gran disparador para este proyecto. “Se trata de un servicio de movilidad 100% legal y habilitado, que ofrece la posibilidad de que jóvenes y adultas se movilicen cómodas y seguras; además de representar una oportunidad laboral para el universo femenino”, resaltaron desde Sara LT.

Por otra parte, las mujeres que soliciten el servicio pueden ir acompañadas exclusivamente de otras personas del mismo sexo.

Para garantizar se toman algunas medidas: “Cada vez  que se pide un auto se recibe la información detallada de la conductora, su nombre, foto y patente del auto, la que conduce también recibirá toda esa información sobre su pasajera “, explicó Candela Pérez recruitment Leader de SARA LT.

Desde el lanzamiento la repercusión fue favorable, con más de 100 choferes en las calles y 17000 usuarios.