Para atenuar un poco su impacto en el tránsito, este año algunos de los corsos porteños tendrán lugar dentro de clubes de barrio y plazas.

El plan oficial es recuperar la tradición de festejar en algunos de los espacios más representativos de los barrios y, de esa manera, reducir la cantidad de calles interrumpidas: 19, contra 30 del año pasado. Además, se cambiará la ubicación de muchas de estas celebraciones, de manera de entorpecer menos el paso.

El Polideportivo Colegiales, el anfiteatro del Parque Lezama y el Alvear Club en Parque Avellaneda son algunos de esos lugares elegidos, para corsos que se extenderán desde el primer fin de semana de febrero hasta el primero de marzo inclusive, con un “bonus” en los feriados de carnaval, el 4 y el 5 de marzo. Desfilarán más de 10.000 murgueros de un centenar de agrupaciones, que vienen preparándose durante todo el año.

También habrá corsos en la plaza Unidad Latinoamericana (Acuña De Figueroa y Costa Rica, Palermo), la plaza Ricchieri (Beiró y Quevedo, Villa Devoto) y el predio deportivo de Suárez entre Herrera y Hornos (Barracas). Y en calles de Almagro, Balvanera, Boedo, Flores, La Boca, Liniers, Mataderos, Palermo, Paternal, Saavedra, Villa Crespo, Villa Pueyrredón, Villa Urquiza, San Cristóbal y Lugano. Aunque, esta vez, sea en puntos menos complicados de la Ciudad: en el caso de Saavedra, por ejemplo, los cortes serán cerca del parque del mismo nombre y del Sarmiento.

Algunas de las novedades de este año son los shows infantiles y los espectáculos centrales y de cierre con cumbia y percusión. También se sumarán nuevas propuestas gastronómicas. Y se agregarán al plan cuatro visitas guiadas peatonales gratuitas por distintos barrios, en las que se contará su historia y la de sus carnavales. Cada tour terminará en un corso para los asistentes.

El cierre de los festejos será durante los feriados del 4 y el 5 de marzo en un lugar simbólico para la tradición del carnaval: la Avenida de Mayo. Allí habrá una puesta escénica acorde a la magnitud de esta fiesta, además de stands de gastronomía y maquillaje artístico.

corso

Tránsito

Sobre los cortes, el Gobierno porteño anunció que avisará con tiempo a los vecinos “a través de comunicación directa en los barrios y la publicación de información actualizada en tiempo real en los carteles de leyenda variable, las aplicaciones BA Cómo Llego, Waze y Moovit, y las cuentas de Twitter @batransito y @bamovilidad”.

Las interrupciones en el tránsito comenzarán dos horas antes del carnaval y terminarán una hora después de finalizada la fiesta. Los horarios de interrupciones del tránsito variarán según el día: los sábados serán de 19 a 2 y los domingos, de 19 a 24, mientras que el lunes 4 de marzo la celebración se extenderá de 19 a 2 y el martes 5, de 19 a 24.

Entre los cortes que se prevén más problemáticos están el de Scalabrini Ortiz entre Corrientes y Padilla, en Villa Crespo; el de Corrientes entre Medrano y Bulnes, en Almagro; el de Triunvirato entre Olazábal y Monroe, en Villa Urquiza; y el de Independencia entre Pichincha y Sarandí, en el límite entre Balvanera y San Cristóbal