A una semana de las fiestas y en el auge de las compras de Navidad, la Policía de la Ciudad realizó un nuevo operativo contra los manteros de la calle Avellaneda en el barrio porteño de Flores para desalojarlos del lugar.

Tras el operativo incautaron un camión con mercadería y detuvieron a cuatro personas por resistencia a la autoridad. El operativo comenzó este miércoles por la mañana y las fuerzas de seguridad continúan en el lugar.

Horas más tarde, en Once, se repitió el escenario. Inspectores de Espacio Público, con chalecos verdes, terminaron a las trompadas con los vendedores ambulantes. Según denunciaron los manteros, los inspectores son “barra bravas y patoteros” contratados por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño para “provocar y robar la mercadería” de los vendedores.