Hay 60.000 pasajeros afectados por la medida. 

El transporte aéreo también se verá afectado por el paro general del próximo martes 25 de septiembre. Según revelaron fuentes gremiales a ámbito.com, la mayoría de los sindicatos del sector aeronáutico se plegarán a la medida de fuerza desde la 0 hora hasta la medianoche del martes al miércoles.

En agosto pasado viajaron 2,5 millones de pasajeros por la Argentina: 1,33 millones fueron vuelos de cabotaje y 1,17 millones internacionales. Solo los martes se registran 852 vuelos: 556 domésticos y 296 extranjeros. En promedio, ese día de la semana se trasladan entre 60.000 y 70.000 personas.

El primero de los gremios en informar la adhesión a la huelga fue la Asociación del Personal Aeronáutico, que lideran Edgardo Llano y Hugo Perosa. «Una vez más la clase trabajadora argentina se expresará masivamente contra el brutal ajuste implementado por el gobierno nacional, por paritarias libres y sin techo y al acuerdo con el FMI que condena a la Argentina y a su pueblo la pobreza, la exclusión, el desempleo y el hambre», sostuvieron los gremialistas, alineados en la CTA de Hugo Yasky.

El especialista Diego Dominelli, de Aviación en Argentina, remarcó que el lunes marchan trabajadores del gremio que se ocupa del check in, maleteros y call center. A esta convocatoria se sumarían las organizaciones enroladas en el novedoso Frente Sindical para el Modelo Nacional, que nuclean a más de 80 sindicatos.

Aunque todavía no se expidió, el frente de Sindicatos Aeronáuticos Unidos, que integran la propia APA, APTA, UPSA, APLA, ATCPEA, ATEPSA y UALA se sumarán al paro.

Los empleados de seguridad y protección de ATEPSA que encabeza el controlador de la Torre de Ezeiza Jonatan Doino informaron que durante la jornada estará «garantizada la prestación de servicios para aeronaves en emergencia, asignadas a búsqueda y salvamento, vuelos sanitarios y de órganos».

Los sindicatos alienados a las CTA y algunos de los que acompañan a los Moyano en sus andanzas también se movilizarán el lunes por la tarde, aunque la actividad área no se verá afectada ese día.

Ante la huelga del martes, se recomienda a los usuarios ponerse en contacto con las compañías por la reprogramación o cancelación de vuelos. Las empresas extranjeras ya decidieron suspender varios vuelos internacionales que deben aterrizar en el país entre el lunes y martes, para evitar costos extras por tener las naves paradas durante 24 horas.