Así lo determinó la Justicia porteña luego de que Metrovias no cumpliera con un fallo que le ordenó poner en funcionamiento todos los accesos mecánicos a las estaciones.

La justicia de la Ciudad de Buenos Aires decidió este martes que en las estaciones de subte donde no funcionen las escaleras mecánicas o los ascensores los pasajeros estarán exentos de pagar la tarifa o en su defecto se les debe reintegrar el dinero del viaje.

La medida fue adoptada luego de que Metrovias, la empresa que tiene la concesión del servicio público, no cumplió con un fallo que le ordenó poner en funcionamiento todos los accesos mecánicos a las estaciones.

“Disponer que todo usuario de la red de transporte subterráneo que al ingresar o egresar de una estación observe que alguna de las instalaciones mecánicas (escaleras mecánicas, ascensores y/o salvaescaleras) se encuentre en ese momento fuera de funcionamiento, se encontrará exento de abonar la tarifa correspondiente al servicio regular”, dice el fallo.

La resolución fue dictada por el juez Roberto Gallardo, juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la ciudad, y “alcanzará a todo usuario sin distingo en sus capacidades motrices”.