Estudiantes de cuarto año del Instituto Nueva Pompeya presentaron en el Parlamento porteño un proyecto de ley dentro del programa “La Legislatura y la escuela”.

En el marco de la edición 2019 del programa “La Legislatura y la escuela”, un grupo de estudiantes de cuarto año del Instituto Nueva Pompeya presentaron en el Parlamento porteño un proyecto de ley, a través del cual buscarán que en todas las escuelas del distrito se enseñe lengua de señas y braile.

De acuerdo a la iniciativa presentada, los conocimientos al respecto de estos lenguajes se darán a través de talleres que se realizarán en todas las modalidades escolares. Además propone que todos los estudiantes que hubieran finalizado esta formación, tendrán derecho a rendir las evaluaciones correspondientes, que acreditaran el nivel y su competencia.

En los fundamentos del proyecto, los chicos explicaron que de acuerdo a las “últimas estadísticas oficiales, en el país viven más de cinco millones de personas con diferentes discapacidades, lo que representa el 12,9% del total de la población. De ese casi 13%, el 59,5% viven con una dificultad o limitación permanente visual; el 8,3% con una discapacidad auditiva; y el restante, con discapacidades motoras y cognitiva”.

“La necesidad de usar la lengua de sellas, como lengua vehicular en la educación de los alumnos sordos, como así también el lenguaje braille para las personas ciegas, se reflejan en varios documentos internacionales”, recordaron e insistieron en que una educación de calidad para estas personas debe “propiciar el acceso a los aprendizajes escolares en igualdad de condiciones al resto de sus compañeros de modo que el alumno sordo o ciego comprenda y participe de las situaciones de aula”.

Por lo cual sentenciaron que para cumplir con ese objetivo “será necesario el uso de estos lenguajes, propiciar situaciones que posibiliten el aprendizaje de la lengua oral y escrita de su entorno y ofrecer experiencias que favorezcan el establecimiento de relaciones con igualdad de condiciones”.

Cabe recordar que “La Legislatura y la escuela” les permite a los alumnos de escuelas públicas y privadas interiorizarse sobre la actividad legislativa que se desarrolla en el Parlamento porteño y presentar sus propios proyectos, los cuales muchas veces son tomados por los diputados de esa Casa.