Esta semana fue promulgada la ley 6.107, que obliga al Gobierno porteño a incorporar baños en los espacios verdes de más de 3 hectáreas.

Desde el Ejecutivo explican que están trabajando en un plan para hacerlo en etapas, comenzando en los parques de mayor afluencia de público.

“Durante el primer trimestre de este año vamos a tener armado un plan en etapas para implementar la ley. Primero nos vamos a focalizar en los parques con mayor afluencia de gente y en los que haya circuitos aeróbicos. Todavía no tenemos definido el modelo de baños que vamos a instalar. Analizamos distintas opciones, como algunos más novedosos, con tecnologías autolimpiantes, o los tradicionales”, anticipa Juan Pablo Limodio, subsecretario de Administración General y Uso del Espacio Público del Ministerio de Ambiente porteño.

La ley especifica que los baños deberán contar con “módulos con inodoro, puertas con sus respectivas trabas de seguridad que indiquen si está libre u ocupado, y gancho para ropa”. También indica que tiene que haber dos lavamanos, dosificador de jabón, porta-toallas de papel, basurero y espejo.

Además, responde a un viejo reclamo tanto de mujeres como de hombres: tanto el baño femenino como el masculino tendrá que contar con un cambiador para bebés. O, como alternativa, este deberá ubicarse en un área accesible para ambos sexos.

Por otra parte, los baños deberán tener un módulo adaptado para que sea accesible para personas con movilidad reducida y señalética en braille.

Escasez

Los baños activos están en los parques de la Memoria (1), de los Niños (3),  Extremo (1), Centenario (2), Lezama (1), Avellaneda (1) y Los Andes (2) y en la Reserva Ecológica Costanera Sur (2). Mientras tanto, permanecen cerrados los baños de los parques Mujeres Argentinas (1), Eva Duarte de Perón (1) y Elcano (1). También están cerrados, aunque se les están haciendo obras de puesta en valor para reabrirlos, los baños del parque Campaña del Chaco y de la plaza Haroldo Conti.