Una “Unidad Ejecutora” funcionará hasta el 31 de diciembre de este año, e intervendrá en la planificación del sistema de colectivos de Capital y conurbano.

El Gobierno dispuso este jueves la creación de una “Unidad Ejecutora” en el ámbito del Ministerio de Transporte, que funcionará hasta el 31 de diciembre de este año, y por el que se intervendrá en la planificación del sistema de colectivos de Capital y conurbano. En ese marco, se anunció que las empresas de colectivos ya no van a tener renovación automática de licencia.

Desde los 90 hasta hoy, los permisos a las empresas de transporte público de colectivo se renovaban en forma automática: se daba una concesión por 10 años que, vencido el plazo, se renovaba automáticamente, según el decreto 656 de 1994.

A partir de ahora, esa renovación dejará de ser automática y ante el pedido de renovación por parte de los operadores, el Estado tendrá que dar su consentimiento expreso para que el permiso se renueve. El Estado podrá, además, otorgar permisos por una duración menor a diez años para colectivos de jurisdicción nacional.

La Unidad Ejecutora Especial Temporaria Modernización de la red de colectivos del Área Metropolitana de Buenos Aires también “participará en la planificación del sistema de rutas de Transporte Público de Pasajeros” “propondrá a la autoridad de aplicación modificaciones a las rutas actuales y futuras y los instrumentos necesarios para la implementación de dichas modificaciones, a los fines de mejorar la cobertura, nivel de servicio y eficiencia del sistema”.

El Ministerio de Transporte en conjunto con la CNRT y Nación Servicios recabará información para elaborar rankings de líneas y utilizar como insumo al momento de evaluar ofertas, evaluar plazos de concesión, y otorgar incentivos a aquellas que cumplan con buenos indicadores de servicio.