El proyecto, que presentó el Jefe de Gobierno, propone más túneles y un nuevo acceso sobre Sarmiento. Lo usan 300.000 pasajeros por día.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó este martes un nuevo proyecto de modernización para la Línea D del Subte y del Nodo Obelisco, que mejorará la accesibilidad y la circulación en la zona, además de facilitar la combinación entre las Líneas B, C y D.

Rodríguez Larreta destacó que “es una obra impresionante para seguir mejorando el servicio de subte, para seguir mejorando el transporte público en la Ciudad, que es como viaja la gran mayoría de la gente”.

Asistieron a la presentación el vicejefe de Gobierno y ministro de Seguridad porteño, Diego Santilli; el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia; el ministro de Economía y Finanzas, Martín Mura, y el presidente de SBASE, Eduardo De Montmollin.

Por su parte, Moccia precisó que este proyecto conlleva “una inversión de casi 150 millones de dólares que va a permitir llevar a la Línea D, que hoy transporta a casi 300.000 personas por día, a 500.000”.

Para alcanzar este objetivo, el ministro explicó que sumarán 26 trenes “todos con aire acondicionado, con tecnología de primer nivel”.

obra

“Vamos a lograr que el viaje desde Núñez a Catedral, que hoy dura 26 minutos, pase a durar 22. Esos cuatro minutos, para alguien que viaja todos los días dos veces, equivalen casi a medio día de trabajo en un mes”, agregó Moccia.

Este plan implica la renovación de los coches de la Línea D, la instalación de un nuevo sistema de señales y nuevas obras que van a permitir que el subte alcance una frecuencia promedio de 2:15 entre formaciones en hora pico.

En cuanto al Nodo del Obelisco, se van a mejorar las conexiones entre las líneas B, C y D; se van a construir nuevos ascensores y pasillos de combinación para descongestionar los andenes y una nueva entrada sobre la calle Sarmiento al 800.

nodo

Sistema CBTC para la línea D

Se trata de un moderno sistema de señalamiento que permite el máximo acercamiento entre formaciones de una manera segura. Ya funciona en la Línea H y se está instalando en la Línea C. Además, se van a incorporar a la flota 26 formaciones Alstom.

Dentro de este mismo plan, las obras de potencia se van a llevar adelante para abastecer una mayor demanda de energía. De esta manera, se va a reducir el intervalo entre formaciones y el tiempo de espera en la estación.

Para llevar a cabo estos trabajos, se van a cerrar progresivamente los cuatro accesos de las líneas C y D sobre la Av. Roque Sáenz Peña. Todos los accesos restantes van a seguir habilitados para el uso diario.