Volvió a subir desde este lunes. El mínimo cuesta $13, casi un 117% más que a principio de año.

Desde este lunes, el boleto mínimo de colectivo cuesta $ 13, casi un 117% más que a principio de año. Pero para viajes de 3 a 6 kilómetros se fue a $ 14,25 y, para los de 6 a 12 km, $ 15. El saldo de la tarjeta SUBE se evapora y cada vez hay que recargarla más seguido. Desde el Ministerio de Transporte de la Nación revelan que, a nivel nacional, se hacen 39 millones de recargas por mes, un 16% más que las 34 millones que se hacían el año pasado.

La recarga clásica de la tarjeta de $ 100 ya resulta insuficiente para afrontar los costos de una semana de viajes. Alcanza apenas para 7 boletos mínimos o para tramos de hasta 6 km, o para 6 con la tarifa de $ 15. Es decir que, con esa carga, hay que sumarle saldo, como mínimo, cada tres días. El contraste es grande con principios de año, cuando los mismos $ 100 alcanzaban para moverse en transporte público durante una semana.

Esta necesidad continua de recargar la tarjeta hizo que aumente la cantidad de operaciones. “Las cargas en efectivo, respecto del año pasado, crecieron un 14%, mientras que la carga electrónica tuvo un crecimiento significativo, un 251% en el mismo período: durante septiembre se registraron 500 mil cargas electrónicas”, indican en SUBE. Estos porcentajes son a nivel nacional.

sube

La explicación de que se recurra más a medios electrónicos de recarga es que se instalaron más terminales automáticas y se lanzó el dispositivo Conexión Móvil, que permite validar los saldos pagados a través de homebanking, cajeros automáticos o las apps Todo Pago y Mercado Pago desde cualquier lugar. Se trata de un pequeño lector de tarjetas de uso hogareño. Desde su lanzamiento, el 14 de agosto, ya se vendieron 13.500.

Los sistemas electrónicos de recarga, además, permiten evitar los abusos que se cometen en algunos comercios, en los que cobran sobreprecios por vender las tarjetas SUBE o por recargarlas. En el Área Metropolitana hay 15 mil puntos de recarga donde se hacen inspecciones para evitar abusos. Desde Transporte de la Nación revelaron que, sólo en septiembre, SUBE sancionó a 711 locales comerciales de Capital y Provincia por cobrar adicionales.

La SUBE se vende a $ 60 y, si se tramita online y se pide el envío a domicilio, $ 135. Si un negocio cobra más de ese valor, puede recibir una multa equivalente al valor de 200 tarjetas, es decir de $ 12.000. Y si es reincidente, la sanción se eleva al costo de 300 tarjetas o $ 18.000.