El Gobierno dispuso que las empresas distribuidoras de gas cobren un monto extra a los usuarios para compensar a las productoras por las diferencias generadas por la suba del dólar entre abril y septiembre.

El nuevo cargo comenzará a regir desde el 1 de enero y será en 24 cuotas.

La medida se suma al incremento en ese servicio de entre el 30 y el 35% que comenzó a regir el lunes pasado.

Mediante la resolución 20/2018, publicada este viernes en el Boletín Oficial, la Secretaría de Energía decidió habilitar “en forma transitoria y extraordinaria” un mecanismo de “recupero de las diferencias diarias acumuladas entre el precio previsto en los contratos y el reconocido en las tarifas finales de las prestadoras del servicio de distribución” desde el 1 de abril y hasta el 30 de septiembre.

El 3 de abril, primer día hábil de ese mes, el dólar cerró a $20,45 en el mercado minorista, según el relevamiento del Banco Central. El viernes 28 de septiembre, en tanto, la divisa cotizó a $41,88 para la venta.